Tic-Tac

Desde el IES “Luis de Góngora” de Torrejón de Ardoz nos llega este Tic-Tac, magnífico blog administrado por Mª Dolores García Azorero, profesora de Física y Química y coordinadora TIC del mismo.

Pasamos a colocarlo entre nuestros favoritos en la sección de enlaces. No dejéis de visitarlo.

Prototaxites

Se cree que durante una época de nuestro planeta fue el organismo no animal más grande: formaba troncos similares a los un árbol, de hasta 6 metros de altura. Vivió entre el Silúrico y el Devónico, pero nunca hemos tenido muy claro de qué tipo de organismo se trataba. En principio se pensó que podría ser una conífera, durante otra época se le consideró un líquen. En 1919 se sugirió que era un hongo, pero la idea no tuvo demasiado éxito.

Nuevos estudios, utilizando técnicas con los isótopos 12 y 13 del carbono, parecen demostrar que esta última idea era correcta, basándose en que, como sabéis, no son vegetales y no realizan la fotosíntesis. Las evidencias anatómicas eran varias, pero no definitivas. No olvidéis además que el verdadero hongo estaría bajo tierra en forma de filamentos. Su gran tamaño, posible porque aún no había animales que se lo pudieran comer, les serviría para distribuir sus esporas a mayor distancia; debéis imaginar un paisaje sin vertebrados terrestres todavía, difícil hubiese sido su coexistencia con los dinosaurios.

Rayos, truenos y relámpagos (en la feria)

Si estás en la feria en estos momentos lo vas a observar y a escuchar, aunque no creo que puedas leer esto.

Los cristales de hielo que hay en la parte superior de las grandes nubes en forma de cúpula (cumulonimbos) rozan continuamente, generando así una carga estática que se va acumulando hasta que se libera de forma violenta dando lugar a un rayo. En un cumulonimbo, los diminutos cristales de hielo son empujados hacia arriba por movimientos ascendentes de aire y se cargan positivamente, acabarán flotando en la parte superior de la nube, mientras que las partículas de hielo más grandes se cargan negativamente y caen al fondo. Esta diferencia de carga generará las descargas que conocemos como rayos.

Fenómenos similares de electrización ocurren en otras situaciones más domésticas, por ejemplo cuando nos peinamos. Incluso algunas personas que han acumulado electricidad estática pueden hacernos padecer pequeñas descargas cuando las tocamos.

Volviendo al rayo, a pesar de que el aire se comporta como aislante, pueden abrirse canales para estas grandes descargas. Son tan grandes las mismas que pueden calentar el aire circundante, convirtiéndose en un fenómenos luminoso muy intenso que conocemos como relámpago y, además, haciendo que se expanda ese mencionado aire circundante, dando lugar a lo que llamamos trueno.

Ojos de calamar

¿Son los ojos de los vertebrados una chapuza? ¿No pasarían un mínimo control de calidad en cuanto a su diseño? Opina tú personalmente tras leer esta entrada.

La luz debe llegar a la retina (situada en la parte posterior del ojo tras el llamado cuerpo vítreo) a una capa de fotorreceptores formada por los conos y los bastones, que mediantes impulsos nerviosos mandan al cerebro la información; esta capa debe estar alimentada por vasos sanguíneos que, cabría esperar, deberían estar tras los receptores para no entorpecer el camino a la luz: no es así, se encuentran por delante. Igualmente, también las fibras nerviosas que hemos mencionado también se encuentran en esta posición poco práctica. Otra aparente chapuza es que el nervio óptico debe abrirse paso a través de la retina formando el punto ciego, la demostración experimental de la existencia de éste es fácil de hacer.

Si hacemos una comparación con el ojo de los cefalópodos, esos inconvenientes no se presentan, parecen estar bastante mejor diseñados. Además en este grupo de animales el cristalino es rigido y para enfocar es movido hacia atrás y hacia delante: ello hace que con la edad (otra diferencia con nuestra especie) va aumentando su capacidad de enfoque al hacerlo el tamaño del animal, se han llegado a medir ojos de 40 cms de diámetro.

En cuanto a la visión en color se les hace innecesaria en los fondos donde habitan.

De cartones, pizzas y palomitas

Vienes con tu pizza calentita dentro del cartón reciclado y piensas que es un envase ideal y ecológico para este uso. Realmente deberías hablar de una pizza dentro de un envase de “pasta poliquímica para reimpresión gráfica”, según el catedrático y coordinador de investigación en un conocido hospital granadino, Ricardo Olea.

El papel reciclado, a diferencia del virgen, contiene muchos productos químicos que pueden interferir en nuestra salud. Algunos de ellos, como los ftalatos o el bisfenol A, pueden incidir sobre nuestro sistema hormonal. Su utilización para envasar alimentos no parece lo más adecuado; lo encontramos no sólo para las pizzas (la temperatura de éstas agrava el problema pues ayuda a que pasen dichas sustancias al alimento), sino también en envases de productos fritos o palomitas o papel de cocina.

Se han identificado ya más de 40 sustancias biológicamente activas que provienen del papel empleado en origen, que puede contener tintas y/o aditivos varios. Queda mucho por investigar, per los efectos de algunas de estas sustancias sobre el sistema endocrino está ya demostrado.

Más información aquí

Oranghumanes

orang1En su gran obra Systema Naturae (décima edición de 1758), Linneo nos bautizó con el nombre científico de Homo sapiens que tan bien conocemos. Ya sabéis que Homo es el nombre del género; en este mismo género incluyó otra especie: Homo sylvestris, el orangután. Puedes verlos en la foto superior de esta entrada, ¿te reconoces? ¿Y en la foto de abajo? La palabra orang-hutan significa “hombre de la selva” en malayo.

Hoy día “nos hemos alejado” taxonómicamente de los orangutanes, aunque nos incluimos con ellos dentro de los homínidos. Son póngidos, con una cara que nos recuerda la nuestra y, además, pulgares oponibles en las manos; también los poseen en los pies, como si tuviesen cuatro manos.

Los últimos reductos para esta especie se encuentran en las islas de Borneo y Sumatra y nos avisan desde allí que el peligro de extinción crece: el censo entre las dos islas no supera los 25.000 (frente a los 60.000 de finales de los años noventa); en una década la especie puede dejar de ser viable genéticamente, según la veterinaria española Karmele Llano, que trabaja en la zona.

orang2

Tras ver esta foto, tal vez te interese saber también que los embarazos duran entre ocho meses y medio y nueve meses y los pequeños orangutanes nacen indefensos. A los pocos meses son capaces de alternar la lactancia con frutos masticados antes por su madre y al cabo de un año ya pueden comer por sí solos. Alcanzan la madurez sexual muy tardíamente, y además tienen una alta mortalidad infantil, con lo cual su futuro se hace aún más incierto

Sol en 3D

Un equipo científico de la Universidad de Gales ha obtenido las primeras imágenes en tres dimensiones del Sol a partir de los datos enviados por el Observatorio de Relaciones Terrestres Solares (STEREO) de la NASA. En este video puedes conocer algo sobre esta misión:

“Por primera vez” â??se dice en un comunicado- “se podrán ver las estructuras de la atmósfera del Sol en tres dimensiones, lo que les será de gran ayuda para comprender la física solar, así como para mejorar la predicción de las tormentas solares”.

Se ha desarrollado un programa que convierte en imágenes en tres dimensiones los datos que envían las dos sondas del observatorio STEREO que, desde el pasado mes de octubre, están en dos órbitas distintas en torno al Sol.

Noticia completa

Una de las flores más grandes del mundo

Su nombre es Rafflesia arnoldii y fue descubierta en 1818 en Sumatra. Además de tener el record en cuanto al tamaño, puede que sea también la más apestosa: su olor a carne podrida engaña a los insectos; son capaces de emitir calor, probablemente mimetizando el de un animal recién muerto para seducir a las moscas de la carroña que la polinizan.

Su diámetro puede sobrepasar el metro llegando a pesar más de 10 Kms. Además, con buen criterio para mantener tal tamaño, son plantas parásitas, sus órganos vegetativos se reducen a una red de fibras celulares entre las raíces de la planta hospedadora.

A pesar de su gran tamaño, no ha sido hasta comienzos de este año cuando se ha comprobado y publicado con qué plantas están emparentadas estas gigantes. Son de la familia de las euforbiáceas, flores muy abundantes en nuestros campos y, curiosamente, de pequeño tamaño y colores poco llamativos.