Prototaxites

Se cree que durante una época de nuestro planeta fue el organismo no animal más grande: formaba troncos similares a los un árbol, de hasta 6 metros de altura. Vivió entre el Silúrico y el Devónico, pero nunca hemos tenido muy claro de qué tipo de organismo se trataba. En principio se pensó que podría ser una conífera, durante otra época se le consideró un líquen. En 1919 se sugirió que era un hongo, pero la idea no tuvo demasiado éxito.

Nuevos estudios, utilizando técnicas con los isótopos 12 y 13 del carbono, parecen demostrar que esta última idea era correcta, basándose en que, como sabéis, no son vegetales y no realizan la fotosíntesis. Las evidencias anatómicas eran varias, pero no definitivas. No olvidéis además que el verdadero hongo estaría bajo tierra en forma de filamentos. Su gran tamaño, posible porque aún no había animales que se lo pudieran comer, les serviría para distribuir sus esporas a mayor distancia; debéis imaginar un paisaje sin vertebrados terrestres todavía, difícil hubiese sido su coexistencia con los dinosaurios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *