A estivar

Es más popular y conocida la hibernación (ya hablaremos de ella y sus parientes en otra ocasión), pero algunos animales, al llegar las épocas más calurosas o en periodos de sequía, necesitan estivar. Los caracoles, ya han desaparecido los puestos por cierto, recurren a este mecanismo y buscan lugares, bajo hojas o musgo u otros sitios frescos, donde conservar la humedad y no secarse totalmente; además cierran su concha con un opérculo (epifragma), que posiblemente hayas podido observar alguna vez.

Este proceso no es exclusivo de este grupo de animales, incluso hay evidencias de ello en algunos dinosaurios. También lo llevan a cabo ranas y sapos o las tortugas terrestres.  Por último, se ha observado en tiempos recientes que también pueden entrar en estivación los blogs, “rara especie” que abunda en distintos tipos de redes.

Besos. Hasta pronto.

Ojos de calamar

¿Son los ojos de los vertebrados una chapuza? ¿No pasarían un mínimo control de calidad en cuanto a su diseño? Opina tú personalmente tras leer esta entrada.

La luz debe llegar a la retina (situada en la parte posterior del ojo tras el llamado cuerpo vítreo) a una capa de fotorreceptores formada por los conos y los bastones, que mediantes impulsos nerviosos mandan al cerebro la información; esta capa debe estar alimentada por vasos sanguíneos que, cabría esperar, deberían estar tras los receptores para no entorpecer el camino a la luz: no es así, se encuentran por delante. Igualmente, también las fibras nerviosas que hemos mencionado también se encuentran en esta posición poco práctica. Otra aparente chapuza es que el nervio óptico debe abrirse paso a través de la retina formando el punto ciego, la demostración experimental de la existencia de éste es fácil de hacer.

Si hacemos una comparación con el ojo de los cefalópodos, esos inconvenientes no se presentan, parecen estar bastante mejor diseñados. Además en este grupo de animales el cristalino es rigido y para enfocar es movido hacia atrás y hacia delante: ello hace que con la edad (otra diferencia con nuestra especie) va aumentando su capacidad de enfoque al hacerlo el tamaño del animal, se han llegado a medir ojos de 40 cms de diámetro.

En cuanto a la visión en color se les hace innecesaria en los fondos donde habitan.

Calamares gigantes, peces enanos

El calamar gigante, con 10 metros de longitud y capturado el pasado mes en aguas del Océano Antártico parece ser el más grande de los que hasta ahora se han encontrado, con ojos del tamaño de neumáticos de coche; se piensa que puedan llegar a medir hasta 14 metros, sin duda son los invertebrados más grandes del planeta.

En fechas recientes también se describió como especie nueva la Paedocypris progenetica, aunque ya se descubrieron individuos de la misma hace más de diez años. Ser trata de un pariente de las carpas y los barbos que, por ahora, tiene el record de ser el vertebrado más pequeño: se han detectado hembras adultas que no alcanzan los 8 milímetros. Viven en cenagales del sureste asiático que están desapareciendo, debido a la explotación forestal, la urbanización y el aprovechamiento agrícola.